lunes, 21 de abril de 2014

Colores de Abril. Albóndigas de quinoa y cereales




                                                                                                                                       


En el sur de Francia, en los alrededores de Albi y Toulouse los campos de abril mostraban deslumbrantes todas las gamas del verde al amarillo. Amarillos sembrados  de colza por todas partes entre verdes radiantes. Nubes y cielo azul violeta. Mariposas amarillas.



Campos de colza




Las plantas de hierba pastel con hojas verde ensalada darán el tinte azul tan bello, el índigo,  sus flores son amarillas
hierba pastel en flor
    





                         
índigo Imagen: Wikimedia Commons



 Gatita negra
de ojos verdes posando


El cielo de abril,  el más hermoso,  el viento trae y lleva nubes pobladas de aromas y sueños...
Ese viento se ha llevado con la hojarasca al creador de Macondo y nos ha dejado su soledad.  Viento mágico que mece las flores amarillas y la hierba fresca de la  primavera.


 “Entonces entraron al cuarto de José Arcadio Buendía, lo sacudieron con todas sus fuerzas (...) pero no pudieron depertarlo. Poco después, cuando el carpintero le tomaba las medidas para el ataúd, vieron a través de la ventana que estaba cayendo una llovizna de minúsculas flores amarillas. Cayeron toda la noche sobre el pueblo en una tormenta silenciosa (...) Tantas flores cayeron del cielo, que las calles amanecieron tapizadas de una colcha compacta, y tuvieron que despejarlas con palas y rastrillos para que pudiera pasar el entierro.
                            Gabriel García Márquez
                                                              Cien años de soledad





Inspirada en los campos franceses  he preparado una receta sabrosa y sana, muy sencilla de elaborar. Las albóndigas de quinoa y mezcla de cereales bio. Son muy jugosas y de sabor delicioso, al menos para nosotros que las zampamos en un periquete.

Albóndigas de quinoa y cereales 


Ingredientes para 6-8 personas:
- Una bolsa de 250 gr. de quinoa con mezcla de cereales bio
- dos zanahorias ralladas
- media cebolla picada + un ajo + perejil picados
- un huevo entero
- 200 gr. de requesón
- sal y pimienta
- aromas variados como hierbas provenzales y media cucharita de especias Raz el Hanout (comino-cùrcuma)
- pan rallado (dos o tres puñados)
- 4 cucharadas de aceite de cacahuete


Mezcla de cereales y quinoa
que utilicé
Ponemos a hervir  unos 2 tazones de agua con una cucharilla de sal para un tazón de cereales (250 gr.). Cuando hierve vertemos el contenido de cereales y dejamos a fuego suave diez minutos o hasta que absorbe todo el agua. Retiramos del fuego una vez cocido y vertemos en un bol grande y removemos.
Cuando se enfría añadimos dos zanahorias ralladas crudas, media cebolla y un ajo picados con perejil. Luego echamos los aromas y sabores como un poco de sal, pimienta, y media cucharita de especias Raz el Hanout y un poco de hierbas provenzales al gusto.
Por último agregamos al compuesto de quinoa el requesón  y un huevo entero, amalgamamos bien para formar una masa homogénea manejable con las manos. Para ello vamos echando puñados de pan rallado que mezclamos bien a la masa para que quede densa y formamos bolas aplastadas que podemos rebozar en copos de puré de patata  (idea de la fabulosa Larpi de  Larpeira singluten) y tostamos en la sartén con un poco de aceite de cacahuete. Cuando se dora de una parte giramos delicadamente para que se tueste la parte de arriba.

Servimos y degustamos con unos espárragos, alcachofas o una buena ensalada fresca.
 A comer...





Qué aproveche!

Y a vivir abril lo mejor que se pueda disfrutando de las pequeñas cosas :)

                                 Chusa



lunes, 17 de marzo de 2014

Raviolis para Perséfone



...Yo soy el que cortó las guirnaldas rebeldes
para el lecho selvático fragante a sol y a selva.
El que trajo en los brazos jacintos amarillos.
Y rosas desgarradas. Y amapolas sangrientas...


                                                                                                                       Pablo Neruda 



Me desperté temprano con la luz rosada del alba mientras todos dormían. Bajé a la cocina aún pensando en mi  sueño  revuelto de mito y pesadilla de bruma ...

Mientras la pequeña Kore  recogía despreocupada hierbas de amapola para preparar un delicioso risotto fue raptada por Hades, temible rey de las sombras convirtiéndola en su esposa Perséfone para siempre. El aire del huerto aún temblaba de terror por la violenta ausencia...
 Deméter, diosa de los cultivos, luego de vagar por el mundo buscando a su hija, inútilmente, asumió su luto emitiendo un grito tan desgarrador que congeló las plantas al instante y la tierra se hizo páramo yerto. La apenada madre se aletargó en su morada resignada a vivir eternamente en la tristeza de su soledad …

... Hasta que un venturoso día vio aparecer a su pequeña como pétalo de luna en el melancólico jardín . Fundiéndose en cálido abrazo, destellantes de risas, sus adustos vestidos se pintaron de orquídeas, y la tierra  conmovida,  de flores y verdor se colmó.

La preciosa Perséfone, le contó que había adormecido al dios de las sombras dándole a beber un tazón de té de amapolas moradas. Después de ingerir los granos de granada que llevaba consigo, alcanzó la tierra dispuesta a vivir con su madre durante los cálidos meses del año, y regresar al inframundo junto a Hades en el gélido invierno.

La madre, radiosa y feliz, recogió los mejores frutos de su despensa y preparó para Perséfone el plato preferido de los dioses,

... y yo que husmeé sin ser vista se lo copié,  lo hice casi casi tan bien como ella,  aquí os lo propongo:

                Raviolis de calabaza con mostarda de frutas









Ingredientes para la masa (4-5 personas)
amaretti
que desmenuzaremos para el relleno
Harina -400 gr.
Huevos- 4 (medianos)
Sal- un pellizco
Ingredientes para el relleno
Calabaza 600 gr.(asada y hecha puré)
Galletas de almendra (amaretti)-100 gr
Queso rallado (Grana Padano)- 50 gr.
Anacardos o nueces picadas- 50 gr.
Piel de limón rallada
Sal-pimienta-una pizca
Nuez moscada- media cucharilla
Mostarda de frutas - 100 gr (mejor pera)
calabaza en gajos lista para asar
Condimento
Mantequilla-150 gr.
Mostarda de frutas
Queso rallado para espolvorear (a gusto)
Preparación:
Lavamos la calabaza, la secamos y la cortamos en gajos o pedacitos eliminando los filamentos y semillas del interior y la piel. Envolvemos los trozos de calabaza en papel de aluminio y los cocemos en el horno a 180° durante unos 50 minutos (o hasta que pinchando con el tenedor se nota blanda).
Cuando está tierna la calabaza la sacamos y la dejamos enfriar y luego la trituramos hasta reducirla a puré. Picamos finamente la mostarda de frutas  y la añadimos al puré de calabaza, agregamos también a la mezcla las galletas “amaretti” pulverizadas, el queso rallado, los anacardos picados finos, la piel de limón rallada, la nuez moscada y un pellizquito de sal. Amalgamamos muy bien todos los ingredientes del relleno y dejamos reposar al menos una hora para que todos los aromas se fusionen.
Mientras tanto, preparamos la masa para los raviolis amasando muy bien la harina con los huevos enteros y un pellizco de sal sobre una superficie plana hasta que queda homogénea  y formamos una bola. La tapamos y dejamos reposar también una hora igual que el relleno.
hay que amasar unos cinco o diez minutos
o hasta que se vean crecer los biceps...
Extendemos la masa muy fina con rodillo o màquina apropiada  y la dividimos en rectángulos y éstos  en dos partes iguales. Sobre una parte vamos colocando bolitas del relleno separadas entre sí unos 5 cm o menos. La otra parte de la masa la colocamos cubriendo la parte de las bolitas cerrando bien los bordes ( previamente humedecidos con un pincel bañado en agua) con las manos. 

Entonces recortamos los raviolis en cuadrados (yo usé una rueda dentada ) y los dejamos reposar sobre la mesa enharinada para que se sequen hasta el momento de cocerlos.



me salieron unos 33 raviolis
 y unos pocos tagliatelli de pasta al huevo
Ponemos a hervir en una cazuela agua ligeramente salada y vamos echando los raviolis cuando hierve. Los dejamos cocer hasta que flotan en superficie durante unos diez minutos, los giramos ligeramente y los escurrimos con la espumadera. 


hirviendo y flotando...a coceeer...

Se disponen en una fuente y se aliñan con la mantequilla derretida con unas hojas de salvia si se quiere y un poco de agua de cocciòn, se espolvorean con el queso rallado. Servimos calientes.


el relleno de mostarda  de los raviolis
tiene un agradable sabor
ligeramente dulce y picante



Animaros a hacer la pasta al huevo en casa, es más fácil que hacer el pan, al menos creo yo que nunca me he atrevido con el reto del pan casero pero que un dìa afrontaré. Aunque tengo que reconocer que los raviolis son algo más complicados y  me ayudé de la maquinita de la madre de Luc para estirar la masa, se puede estirar muy bien con el rodillo como hice la primera vez que elaboré esta receta si bien creo que la masa he de dejarla un poquillo más finita para que cueza antes.
Disculpadme por mi breve entrada, jeje, menos mal que mis post se espacian... bueno, espero mejorarme la próxima vez...
Y ahora a disfrutar de la maravillosa estación nueva que se propaga , el 21 de marzo celebro aniversario de mi boda con Luc,  comienza la primavera en este lado y otoño en el otro...



jueves, 13 de febrero de 2014

Pedazos de cielo chocolatosos

 
pedacito de cielo con tierno y jugoso corazón de chocolate



...En la alcoba la lámpara
derramando las luces opalinas;
oyéndose tan sólo
suspiros, ecos, risas;
el ruido de los besos;
la música triunfante de mis rimas
y en la negra y cercana chimenea
el tuero brillador que estalla chispas.

Dentro, el amor abrasa;
fuera, la noche fría!
                                              Rubén Darío
                                                                                  Invernal 
                                                                                                    Azul...   


Psique era de una belleza tan insólita que parecía una diosa. Celosa de ella la diosa Afrodita pidió ayuda a su hijo predilecto Eros para que hiciera que se enamorara del hombre más feo y desafortunado de la tierra de modo que quedara humillada. Sin embargo, Eros no lo hizo...  se prendó de ella no solo al verla, sino cuando Psique le dio a probar uno de los bocaditos de cielo que estaba preparando cuando él se acercó a su casa...
Daniela Dende - Eros y Psique

Se trataba de unos dulces bizcochuelos de tierno corazón de cacao.
       Después de degustarlos fueron a retozar sobre la verde hierba del jardín  fresca de orvallos recientes  y terminaron dormidos abrazados hasta el amanecer...
      Con los primeros destellos de la aurora, ella se convirtió en mariposa y alzó el vuelo alegre de flor en flor, y el dios del Amor se fue a trabajar recordando su sueño.

Pedazos de cielo chocolatosos


Ingredientes:
Chocolate negro: 100gr.
Mantequilla: 100 gr.
Agua: 2 cucharadas
Huevos: 2 enteros
Azúcar: 80 gr.
Harina para dulces o leudante: 40 gr.
Ralladura de naranja (opcional)
Preparación:
Engrasamos y enharinamos ligeramente seis moldes horneables pequeños.
Derretimos en un cazo al calor de la lumbre el chocolate y mantequilla junto a dos cucharadas de agua .
Derritiéndose

Luego, fuera del fuego, añadimos  a la crema derretida los huevos, el azúcar y la harina tamizada o dejada caer a lluvia. Mezclamos muy bien para obtener una crema homogénea.
Vertemos la crema en los moldes hasta la mitad (unas cuatro o cinco cucharadas en cada uno) y los horneamos a 220° durante unos diez minutos o hasta que se ve que forman una costra que comienza a resquebrajarse. Es entonces que deben sacarse del horno rápidamente para conseguir que el corazón del bizcochuelo se mantenga tierno y jugoso, y ponemos a enfriar los bizcochuelos...










y ahora ya podemos hincarles el diente...mmmm... de muerte, están de muerte,  basta comer un pedacito de cielo, sin exagerar, porque son un vicio absoluto...son peccati di gola. Estupendos quedan también estos bizcochuelos si los acompañamos con una bola de helado de vainilla o crema.

Este dulce se lo dedico a mi  Luc :-) y a todos los amantes del chocolate intenso y del Amor. 

La noche se ha puesto su brillante mantilla de lunares y ya los últimos rescoldos de mi lareira se disipan, fuera se escuchan las ninfas del agua danzar...

Felices días de febrero

P.S: Como soy una romanticona os dejo con  una de mis canciones de amor preferidas, espero que os guste







miércoles, 29 de enero de 2014

Góndolas de calabacín gratinadas

  








El lunes pasado y desde las instituciones, se conmemoró el Día de la Memoria. En colegios de Primaria y Secundaria se han dedicado algunos minutos a recordar la barbarie de los genocidios del siglo XX. Estudiantes han leído breves relatos testimoniales y pequeñas poesías.
 Se hace cada año, como un ritual... 
                 me pregunto si  en el siglo XXI ya somos capaces de aceptar al diverso de religión, raza o inclinación sexual más allá de las buenas palabras en pùblico.
Pero ahora solo quiero imaginar la hermosa mariposa amarilla que soñaba el muchachito checoslovaco Pavel Friedman cuando escribió aquellos versos  que traslado aquí  a partir de la versión italiana. Espero no alejarme demasiado del original:


La mariposa
La última, ciertamente la última,
de un amarillo tan intenso, tan amarillo
como una lágrima de sol cuando cae
 sobre una blanca roca
tan intensamente amarilla!
La última, se elevaba ligera,
palpitando segura
para besar su último mundo.
Esta va a ser ya mi séptima semana
de ghetto:
Los míos me han reencontrado aquí
y aquí me llaman las flores de ruda
y el blanco candelero del castaño
en el patio.
Pero aquí no he visto ninguna mariposa.
Aquella de la otra vez fue la última:
las mariposas no viven en el ghetto.

Pavel Friedman ( Praga 1921- Auschwitz 1944)

Ayer, volviendo a casa del trabajo y con pocas ganas de cocinar preparé una receta saludable, sencilla, y  que se hace en un momento. Es liviana, y gusta a todos. Se trata de barquitas de calabacín gratinadas al horno.  Son buenas como acompañante de cualquier plato y sabrosas  recién salidas del horno, templadas o incluso frías. Yo las llamo góndolas de calabacín y seguro, seguro,  que es una receta que todos conocéis, y aquí queda:

Góndolas de calabacín gratinadas


Ingredientes para tres personas:

Tres calabacines pequeños o medianos
Pan rallado-100 gr.
Queso parmesano rallado- 4 cucharadas
Ajo picado o en polvo
Aceite de oliva virgen- unas tres cucharadas
Sal y pimienta






Preparamos los calabacines lavándolos, despuntándolos y cortándolos por la mitad a lo largo. Si son más grandes se cortan de nuevo. Excavamos delicadamente la pulpa cruda del calabacín con una cucharilla en modo de formar las góndolas con un borde alrededor y las salpimentamos ligeramente.

El relleno lo elaboramos mezclando en un bol el pan rallado, el ajo finamente triturado o pulverizado, el queso parmesano rallado, poca sal y pimienta molida, unimos el aceite de oliva hasta obtener un compuesto blando y compacto con el que rellenaremos las barquitas de calabacín. Vertemos un hilo de aceite sobre cada góndola y las cocemos en el horno precalentado a 200°C  unos 30 o 40 minutos o hasta que las verduras estén blandas al pincharlas con el tenedor.

Yo preparé bastantes y las que sobraron al día siguiente aun estaban mejores.

 Plato pobre, pero rico y ligeramente crujiente.


Espero que os gusten...
                                                     Felices dìas amigos.

Ahora apago mi lareira  que tengo que ir al bosque a por más leña y se hace noche...

                     

Chusa






viernes, 10 de enero de 2014

Comenzar con buen pie

Štěpán Zavřel
 mujeres en el camino

Viajar resulta algo así como salir en busca de recuerdos para recrear un  pasado fascinante cuando llegue un futuro más pacato o tedioso. Y comenzar conversaciones con el consabido "¿te acuerdas cuando...?"
              
 Lo pensaba mientras íbamos en el avión que nos desplazaba a pasar la Nochevieja y Reyes con la Gran Familia. Y es que un sentimiento contradictorio me acompaña a menudo cuando tengo que tomar el avión y que  últimamente  es varias veces al año. Es como un viento que me tira en dos direcciones opuestas,  pero el deseo de abrazar a alguien que está allá esperándote es más fuerte y vence la pereza natural que me ata al lugar en que vivo. 

Compartir la mesa de Reyes con dieciseis personas muy allegadas ha sido un lujo, un momento ùnico, consciente de lo efìmero de las cosas bellas...


...Y ahora,  a comenzar con buen pie un nuevo año, depurarse de los excesos de las fiestas, volver a la simplicidad de costumbres, dejando que entre en nuestro corazón la esperanza, la ilusión de un niño en la noche de Magos, la sonrisa tierna del anciano, el amor renovado de complicidad  y pasión...

...Y vivir la vida sin pedir nada que no sea lo justo.   Albergando solo pensamientos positivos, lo necesito, lo necesitamos.

Felices dìas de enero 
Chusa

jueves, 19 de diciembre de 2013

Pechuga de Pavo a la Crema. Feliz Navidad y un Buen 2014


Štěpán Zavřel
Hay un pueblo mágico, de fàbula, es Sàrmede en la provincia de Treviso a unos 60 km. de Venecia  y es bonito visitarlo sobre todo en estas fechas para sumergirse en la atmòsfera natalicia. 
 Allì se pueden ver por ejemplo muestras itinerantes de talentosos ilustradores de cuentos infantiles como la del  Mundo mágico de Štěpán Zavřel .   AQUI

          En Venecia,  amaneceres escarchados  y  un enorme sol rojo como un kaki maduro surge por el horizonte   esperando la Navidad...  Los jardines y las casas se adornan de fiesta,  en la ciudad,  los escaparates y las calles lucen felicidad, sin embargo, los rostros de la mayor parte de las personas parecen no darse cuenta....
Incluso nosotros hemos tardado hasta ayer para armar el arbolito y es verdad que verlo encendido calienta el ambiente. Esta es una Navidad especial.

    Ahora quiero dejaros mi propuesta para una comida sencilla de preparar  y gustosa, austera, con el espíritu navideño que debe caracterizar estas fiestas, donde lo más importante es disfrutarlas en buena compañía, en cualquier lugar se esté.    Se trata de un guiso delicado de pechuga de pavo aromatizado suavemente, con leche, un poco de nata y unas setas secas. Se sirve con patatas al vapor doradas al horno y unas verduras a gusto... Una copa de buen vino que no falte y espero que os guste tanto como a mì.


Pechuga de Pavo a la Crema con Setas

pechuga de pavo a la crema
acompañada de patatas al vapor y
doradas al horno


Ingredientes para cuatro personas:
·               1 o 2 dientes de ajo
·               Romero fresco, una rama
·               800 gr de pechuga de pavo
·               Harina para enharinar la carne
·               Mantequilla clarificada, una nuez (o aceite de cacahuete)
·               1 copita de vino de jerez, oporto o marsala
·               Un vaso de leche (150 ml.)
·               30 gr de setas deshidratadas (hongos boletus porcini) que dejaremos hidratar en un cuenco con agua

·               1 vaso de nata fresca de cocina (150 ml)
·               Pimienta en grano molida al momento
·               Semillas de coriandro (cilantro)
·               Patatas como guarnición



Procedimiento:
1.            Picamos ajo, romero y un poco de sal gruesa en la picadora y rebozamos con este picado la pechuga de pavo, y luego la enharinamos.

2.            Ponemos a dorar el pavo en una cazuela ancha antiadherente con tapa de cristal y rociamos con el vino aromático dulce.
3.            Añadimos la leche y los aromas dejando cocer dulcemente una media hora.

4.            Unimos las setas secas en remojo (siguiendo las instrucciones de la bolsita) apretándolas bien con las manos y  a continuación la nata, luego dejamos cocinar en la cazuela tapada a fuego lento durante una hora o hasta que se vea que se ha formado una crema y la carne está blanda.
5.            Servimos el pavo cortado en lonchas con la crema formada y lo acompañamos con unas patatas en cuadritos cocinadas al vapor y doradas unos minutos en el horno rociadas con un poco de aceite y espolvoreadas con hojitas de romero.




La Navidad la pasaremos en casa y luego, para la Nochevieja, saldremos de viaje y nos juntaremos la gran familia 
seràn dìas muy ajetreados y mi lareira con las luces encendidas se despide hasta enero de 2014... 

...Queridos amigos de esta lareira, deseo que paséis una muy entrañable Navidad  y  especialmente  que el nuevo año 2014  regale  a todos ilusión, esperanza y muchas satisfacciones.

Salud y felices dìas. Chin-chin !!!